top of page

Violencia Doméstica

La VIOLENCIA DOMÉSTICA es el empleo de fuerza física o violencia psicológica, intimidación o persecución o violencia económica contra una persona por parte de su pareja, expareja o con quien se haya tenido un hijo o hija. Las violencias pueden ser física, sexual, espiritual, la intimidación emocional y psicológica, abuso verbal, acecho y control económico.

Te compartimos algunos ejemplos de las manifestaciones de violencia a las que se puede enfrentar una víctima y algunos de los impactos físicos, psicológicos y emocionales de la violencia en la relaciones de pareja

  • Control Restrictivo - Incluye, pero no se limita a aislar a las víctimas de familiares y amistades, controlar el acceso a las finanzas, monitorear sus movimientos, restringir el acceso a la información y la asistencia a sus necesidades.

  • Violencia Física – Incluye, pero no se limita a bofetadas, golpes, puñetazos, empujones, asfixia y quemaduras, negación de alimentos adecuados, ropa y refugio, así como el uso de cuchillos, armas de fuego y otras armas. Además, golpes, pellizcos, empujones, arrojar o tirar objetos, pone en peligro la vida de la pareja, sus hijos e hijas.

  • Violencia Sexual – Incluye, pero no se limita a violación, avances sexuales no deseados o acecho e intimidación, obligarle a mirar pornografía, tener relaciones sexuales por temor a lo que pueda hacer la pareja y prostitución forzada.

  • Violencia y/o abuso psicológico y emocional – Incluye, pero no se limita a la intimidación, menosprecio, humillación, exposición o violencia contra un miembro de la familia, privación de conectar con su familia y amistades, entre otros.

  • Violencia financiera o económica – Incluye, pero no se limita a conducta ejercida para afectar la capacidad financiera presente o futura, la estabilidad económica o la seguridad de habitar un espacio y de vivienda a través de amenazas, coerción, fraude, restricción o privación de acceso o uso de cuentas, activos, información financiera, tarjetas de identificación o crédito, dinero o asistencias gubernamentales. Incluye ocultar información relacionada al pago de renta o hipotecas, o de desalojos forzosos. El ejercicio de influencia indebida en las decisiones o comportamiento o las decisiones financieras y económicas de una persona, así como interferencia en la relación o desempeño laboral de una persona o en su negocio propio. Usar indebidamente los recursos económicos de la persona para beneficio propio, y el impedir el acceso a cursos formales de estudios para perjudicar el desempeño académico de la víctima.

  • Violencia espiritual o religiosa – Incluye, pero no se limita a manipulación, censura en la toma de decisiones, requisitos de secreto y silencio, presión para conformarse, mal uso de las escrituras o las creencias religiosas para controlar el comportamiento, requisitos de obediencia a la parte agresora y la sugerencia de que quien agrede tiene una posición de “poder” o “divina”.

Poder, Control y Violencia

El diagrama sobre poder y control es una herramienta particularmente útil para comprender el patrón general de las conductas abusivas y violentas que son usadas por la persona agresora para establecer y mantener el control sobre su pareja.El abuso físico y sexual, o la amenaza de realizarlos, son las formas más evidentes de la violencia en la relación de pareja. Sin embargo, el uso habitual de otras conductas abusivas por la parte agresora, reforzadas por uno o varios actos de violencia física, constituyen un sistema de abuso aún mayor. Aunque los ataques físicos ocurran sólo una vez u ocasionalmente, estos establecen un precedente de futuras agresiones y permiten a la parte agresora controlar la vida de la víctima y su entorno.

Frecuentemente, uno o más hechos violentos están acompañados por estos tipos de abuso. Estos últimos no son fácilmente identificables, a pesar de que establecen firmemente un patrón de intimidación y control en la relación. 

Captura de pantalla 2024-05-10 a la(s) 2.22.51 p.m..png

El Ciclo de la Violencia Doméstica

image.png

Un ciclo representa una continuidad de fases o acontecimientosque se repiten. El ciclo representa las dinámicas que se manifiestan dentro la violencia doméstica y explicar su desarrollo desde sus cuatro fases: 

 

1. Acumulación de tensión - aumenta la tensión, hayproblemas en la comunicación, las víctimas se vuelven temerosas y sienten la necesidad de buscar alternativas que calmen a la persona que abusa.

2. Acto Violento - Abuso físico, verbal, psicológico o emocional, ira, culpar, discutir, amenazas, intimidación.

3. Reconciliación o Luna de Miel - La parte agresora se disculpa o lleva a cabo acciones para mitigar los daños: compra regalos, dice que irá a terapia, etc.

4. Calma - El incidente es “olvidado”, no hay abuso activo y se siente como una luna de miel o reconciliación.

Orden de Protección bajo la Ley 54 

La orden de protección es un remedio civil bajo la Ley 54 para proteger y aumentar la seguridad de una persona que experimenta violencia doméstica. Es una orden judicial que prohíbe a la persona agresora acercarse, comunicarse por cualquier medio, amenazar, molestar u hostigar en cualquier forma a la persona que sufre la violencia. Esto significa que, si un Tribunal le concede una orden de protección, la persona agresora no puede perseguir en su residencia, trabajo o centro de estudios, tampoco comunicarse por ningún medio, incluyendo redes sociales o a través de terceras personas. No es necesario radicar una querella para solicitar una orden de protección.

Formulario virtual para solicitar una Orden de Protección

Enlace al portal de Poder Judicial

(DESCARGAR FROMULARIO EN PDF)

Si la persona contra quien se emitió una orden de protección llega a un lugar y se da cuenta de que la persona protegida por la orden está allí, debe retirarse del lugar.

 

A la persona que solicita una orden de protección se le conoce como parte peticionaria y a la persona contra quien (la parte agresora) se solicita una orden de protección se le conoce como parte peticionada. El expediente (récord) de una persona que tenga una orden de protección en su contra no se afecta de ninguna manera siempre que cumpla con la orden, si incumple, entonces se convierte en un acto delictivo.  Solo la parte peticionada entra en incumplimiento cuando se acerca a la parte peticionaria. 

Cualquier persona que sufra violencia doméstica tiene derecho a solicitar una orden de protección, no importa su estado marital, condición social, raza, orientación sexual, identidad de género o estado migratorio. Cuando se solicita una orden de protección pueden solicitarse otros remedios provisionales como lo son la pensión alimentaria o la custodia de menores.

Solicitar una orden de protección no conlleva costo.

Alternativas

Si deseas orientación o apoyo psicosocial llama al 787-697-1120 para identificar el centro de servicio que se ajuste a tus necesidades.

 

Todas las personas merecen vivir una vida libre y digna. Las relaciones de pareja deben ser espacios donde los derechos sean respetados y se promueva la equidad. Te compartimos la Rueda de la Equidad que promueve valores de respeto, desarrollo y responsabilidad compartida en las relaciones.

 

Las relaciones humanas están caracterizadas por situaciones conflictivas, sin embargo, los conflictos o diferencias no implican que haya violencia o abuso. 

 

¿Cómo diferencio un conflicto familiar de una situación de violencia doméstica?

 

Un conflicto familiar puede ser un evento único o varios eventos donde la familia tiene dificultad llegando a un acuerdo armonioso para atender la situación. En la familia hay retos de comunicación y comprensión entre las partes, pero a pesar de esto, su convivencia no se ve afectada o violentada. Un conflicto familiar puede ser : la dificultad del manejo de cambios (por un empleo, por mudanza, emergencias, otros), procesos de duelo, que los miembros de la familia no cumplan con las expectativas o valores de la familia, problemas de comunicación, etc.


Una situación violencia doméstica es cuando se utiliza o emplea alguna de las manifestaciones de la violencia (física, sexual, espiritual, intimidación, psicológica-emocional, abuso verbal, acecho y control económico) para hacer daño y controlar a la otra persona.  Es importante distinguir que en el conflicto familiar hay diferencias, desacuerdos y dificultades. En la violencia doméstica hay abusos, maltratos y patrones, es decir, hay violencia.

bottom of page